sábado, junio 16, 2007

Restaurante Mirador de San Pedro

Con motivo de la celebración de la Primera Comunión de mi sobrina Ana, tuvimos la oportunidad de conocer y disfrutar en familia de un lugar que nos ofrece unas hermosas vistas de la ciudad de A Coruña.
El restaurante Mirador de San Pedro está enclavado en un lugar privilegiado de nuestra ciudad y dispone de unos servicios inmejorables para llevar a cabo todo tipo de reuniones y celebraciones. Me llamó especialmente la atención comprobar la calidad del servicio de vigilancia y cuidado de los más pequeños, que en esta ocasión realizaron con gran profesionalidad y dedicación, tres cuidadoras.

Restaurante Mirador de San Pedro
Vista general desde el Monte San Pedro
Ascensor Panorámico del Monte San Pedro en A Coruña
Vista de la Torre de Hércules y del Aquarium Finisterrae, hermosos y singulares lugares que os recomiendo visitar si en alguna ocasión os animáis a desplazaros hasta nuestra ciudad.
Vista desde el interior de la cafetería del Restaurante
Vista desde el interior del restaurante
El bufet que nos ofreció en esta singular y grata ocasión el Restaurante Mirador de San Pedro fue impecable. No sólo en cuanto a la presentación, sino también en aromas, texturas, colores y sabores ofrecidos en algunos platos, que me llamaron especialmente la atención.
¿Os animáis a poner en práctica esta bonita presentación?
Sabroso postre de crema de toffee y chocolate
El salmón estaba sabroso y en su punto. Me sorprendieron gratamente los trocitos de tomate seco que servían de adorno; ¡estaban deliciosos!. Manuel, ¡qué razón tenías al decirnos desde Alemania que el tomate seco está para chuparse los dedos!, habrá que conseguirlo.
Sencilla y bonita forma de presentar el queso
Pan como el de mi tierra es difícil;¡muy difícil! de encontrar.
Ensalada de rúcula con tomate y queso parmesano
La ensalada de piña con bonito, cebolla y aceitunas, también me sorprendió de una forma singular debido a la variedad de textura y sabores de sus ingredientes. ¡Muy recomendable !.
El salpicón de marisco excelente y las ensaladas también
Bonita presentación. ¡Qué pena que las prestaciones de mi cámara sean tan básicas!

lunes, junio 11, 2007

Mesón de Crecente

El pasado viernes, mi cuñado Francisco, Alberto y un servidor nos trasladamos a la parroquia de San Pedro de Mera en la provincia de Lugo para disfrutar de una improvisada "jornada gastronómica de caza"--¿quién ha dicho que no es "temporada"?-- a la que asistimos, aceptando gratamente la invitación de Domingo y María en el Mesón de Crecente; invitación que hubo que aplazar involuntariamente en varias ocasiones y por diversas causas, pero al final ha valido la pena esperar, siendo el congelador nuestro gran aliado logístico en estas agradables circunstancias.

En el Mesón de Crecente podéis disfrutar de un lugar agradable donde os ofrecerán platos de comida tradicional gallega con productos de primera calidad.

A duras penas los comensales pudimos terminar el riquísimo flan que nos ofrecieron y un servidor se fue a la piltra entrada ya la madrugada, no sin antes "cenar" un ligero yogur de frutas desnatado.

Mesón de Crecente
El comedor
Vestíbulo
Una vista exterior

Disfrutamos de tres sabrosos platos de caza (perdiz, conejo de monte y corzo) acompañados con patatas fritas y cocidas, una generosa ensalada y un sabroso vino tinto Mencía.
Perdiz guisada acompañada de patatas cocidas
Guiso de conejo de monte

Guiso de Corzo

A los que os animéis a visitar este lugar, os recomiendo un buen calzado deportivo para practicar senderismo por las parroquias del ayuntamiento de Friol, hermoso lugar que sigue conservando una gran variedad de árboles autóctonos.

domingo, junio 03, 2007

Una dulce casita

Casita de gominolas





Vistas de lo que queda del proyecto


Con motivo de la celebración de la Primera Comunión de mi sobrina Ana, un equipo de expertos arquitectos formado por Maite (autora del dulce proyecto), Alex, Miriam, María y Ana disfrutaron--¡no lo duden ustedes!--participando en la construcción de esta bonita casita de gominolas utilizando como "argamasa", agua y azúcar.

Puedo confirmar que niños y mayores disfrutaron un montón, saboreando la diversidad y variedad de elementos que formaban--¡cómo picoteaban los mayores!-- parte de un dulce proyecto que provocó admiración y sorpresa entre los comensales y sobre todo, variados "toques dulces", que por su belleza y singularidad, pocos esperaban encontrar en un día tan especial.

¡Feliz fin de semana!.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...