domingo, marzo 27, 2011

Palet Bretón, galletas bretonas de mantequilla.

María sabe que me encantan estas galletas de mantequilla y ayer por la tarde las preparó en casa, siguiendo los consejos y las recomendaciones de nuestra compañera bloguera Carolina del blog denominado "La Cuisine de Carolina".

A mi memoria regresan una vez más los gratos recuerdos de nuestra feliz estancia en Saint Pol de Léon en la Bretaña y nuestros paseos y visitas, al encantador mercado de Morlaix.

No sé si estaréis de acuerdo conmigo pero estoy convencido que viajar es un gran placer. Si la vida nos ofrece la fortuna de disfrutar de la salud, "dinero" y amor, viajar es el aderezo ideal para ser un poquito más feliz.

Carmina Andrés es una apreciada compañera de camino que he conocido durante mis años de estudiante en la Universitat Oberta de Catalunya y me gustaría recomendaros su página Web denominada " Viajes y Lugares". Estoy convencido de que cuando veáis detenidamente sus encantadores vídeos y sus hermosas fotografías, os quedará al menos el consuelo y la ilusión de planificar vuestro próximo viaje de vacaciones siempre y cuando esta grata circunstancia sea posible de llevar a cabo, en cuanto a su plena realización real y no sólo virtual.

Quiero darle las gracias a Carolina por esta estupenda receta que ha puesto en práctica María y cuyo resultado ha sido delicioso. Unas riquísimas galletas bretonas de mantequilla (Palet Bretón) que os encantarán a vosotros y a todas las personas que tengan la fortuna de disfrutar de vuestra generosidad dado que no es fácil compartir cuando estamos en presencia de un postre tan delicioso.

La receta de estas deliciosas galletas bretonas de mantequilla--con alguna pequeña modificación-- que a continuación comparto con vosotros, ha sido posible gracias a Carolina y la podéis localizar en " La Cuisine de Carolina ".

Ingredientes:


80 gramos de azúcar.
2 yemas de huevo.
80 gramos de mantequilla (mantequilla salada y si no tiene use flor de sal).
140 gramos de harina.
6 gramos de levadura Royal.
2 pizcas de flor de sal (Guérande preferiblemente).

Preparación:

1.-Comenzar por mezclar las yemas con el azúcar hasta obtener una masa casi blanca y bien homogénea.

2.-Agregar la mantequilla a temperatura ambiente, la harina tamizada y la levadura. Luego agregar la flor de sal. Mezclar muy bien.

3.-Sobre una mesa, colocar una lámina de papel film y colocar la masa de galletas en el centro. Cubrir y hacer una forma de salchichón grueso. Meter en la nevera durante 2 horas.

4.-Precalentar el horno a 180°C. Coger un molde para ponquecitos o cupcakes y colocarle mantequilla en el fondo y a los lados.

5.-Sacar la masa de la nevera y cortar círculos de más o menos 1 cm de espesor. Colocar cada galleta en el molde para ponquecitos.

6.-Cocinar en el horno durante 20-25 minutos o hasta que comiencen a dorarse.

7.-Sacar delicadamente cada galleta y colocarlas sobre un plato. Dejar enfriar para que se pongan duras.

Observaciones y recomendaciones:

a) Como los huevos caseros que teníamos en casa eran pequeños, María ha utilizado dos huevos más.
La sal de Guérande la tenemos en casa afortunadamente aunque ya nos queda sólo una pequeña cantidad.

b) María os recomienda que utilicéis moldes de silicona para preparar esta sencilla y deliciosa receta.

c) Como no teníamos en casa los moldes adecuados, María ha utilizado moldes de silicona individuales para magdalenas y también ha horneado sin moldes las galletas, comprobando que las recomendaciones de Carolina son acertadas en cuanto a que la masa se extiende. De todas formas, estaban deliciosas.

Te felicito Carolina no sólo por esta sabrosa receta que has compartido con nosotros sino también por tener la fortuna de vivir en Morlaix, bella población que confío en visitar en una próxima oportunidad.

Dale recuerdos a tu suegra de nuestra parte y transmítele nuestra sincera felicitación personal por ser generosa a la hora de compartir.

El concurso GASTROBLOGS 2011 finaliza mañana lunes día 28 de marzo. Me gustaría contar con vuestro apoyo para este espacio de encuentro al calor de los fogones. Podéis votar a Gastronomía en Verso a través del siguiente enlace:


Cuando se comparte se gana.


sábado, marzo 26, 2011

Merluza del pincho en salsa verde

Manual de cocina (Recetario)
Autor colectivo.
"Esta edición del libro "Manual de Cocina" ha sido posible a la autorización que el Ministerio de Cultura, propietario de la obra ha concedido a Eagle Books España, S.L.". (1995)."

Es curioso pero a este libro le tengo un gran cariño. Ha sido uno del los textos que más he consultado para cocinar. Ángeles sigue conservando una edición muy antigua en su casa y nosotros lo hemos adquirido hace ya varios años, porque si hay un libro para recomendaros es precisamente esta valiosa fuente de información gastronómica, un manual de cocina sencillo y sin tapujos que no os provocará estrés alguno si en vuestro frigorífico no disponéis de nitrógeno líquido.

Ángeles ha regresado el pasado viernes de su viaje a la provincia de Huelva y nos propuso preparar una merluza en salsa verde. Se levantó en el salón de nuestra casa y consultó el recetario del manual de Cocina y al día siguiente, un servidor transformó la útil y sencilla información en conocimiento culinario. El resultado es que el verán vuestras mercedes, una sabrosa merluza del pincho cuya preparación ha sido muy sencilla y el resultado sabroso, sabroso de verdad.


En mi caso, no estoy nada de acuerdo con la letra de la canción popular que cantan mis queridos amigos Félix y Toño (Candeal) dado que mi querida suegra Ángeles siempre ha sido muy buena y generosa con nuestra familia. Este sabroso lomo que nos ha regalado de la Sierra de Aracena (Huelva) ha sido nuestro entrante, mientras la merluza en salsa verde pilpileaba lentamente a fuego lento entre fogones.
Un plato muy sencillo en cuanto a su preparación pero muy sabroso.


, ya sé que los más puristas en el arte de la fotografía a lo mejor me reñirán un poco por mi atrevimiento sin mesura alguna. Os pido disculpas queridos y apreciados compañeros de camino entre fogones. La verdad es que no he podido resistirme a la tentación de obtener unas fotografías mientras degustaba el segundo toro de merluza en salsa verde; ¡qué rica estaba!.
Mientras la merluza se cocía a fuego lento, el sonido de la cocción me recordaba a la preparación del bacalao al pil-pil.
Nuestros ingredientes básicos


Ingredientes para 7 personas:

7 u 8 hermosas rodajas de merluza del pincho.
1/2 kilo de patatas.
1 cebolla grande.
Un buen manojo de perejil fresco.
2 dientes de ajo rojo.
2 hojitas de laurel.
Harina (una cucharada).
Aceite de oliva virgen extra.
1/2 vasito de vino de Rueda Solera (opcional).
Sal gruesa.
Preparación:

1.- Salamos las rodajas de merluza, se rebozan en harina y se rehogan en aceite a fuego lento.

2.- Situamos las rodajas de merluza sobre una tartera amplia con espacio suficiente.
3.- Se fríe la cebolla picada a fuego lento.

4.- Antes de que la cebolla se dore, incorporamos la cucharada de harina y rehogamos durante unos minutos. Opcionalmente podéis añadir como en esta ocasión, medio vasito de vino de Rueda Solera.
5.- Se machaca el ajo, el perejil y la sal. Hecho una pasta se deslía en agua y se incorpora a la sartén.
6.- Finalmente, se vierte la salsa --corregimos el punto de sal-- sobre la merluza y la coceremos a fuego lento durante 5 minutos (el texto dice 15 minutos pero es un tiempo excesivo para este pescado).


Estamos a sábado y el concurso GASTROBLOGS 2011 finalizará el próximo lunes día 28 de marzo. Me gustaría contar con vuestro apoyo para este espacio de encuentro al calor de los fogones. Podéis votar a Gastronomía en Verso a través del siguiente enlace:

Os deseo un feliz fin de semana.
Carpe diem.

jueves, marzo 24, 2011

Carne de potrillo guisado con aromas de Bretaña.

Una carne tierna, sabrosa, suave y muy saludable.

El potrillo era de la hermosa zona de Cedeira (A Coruña)
Hacía tiempo que no nos reuníamos ante una mesa preparada con nuestros amigos Marisa (primera por vuestra diestra) y Ramón (primero por vuestra siniestra), María José y Juan Carlos. Yo le había propuesto a Marisa, preparar un sabroso arroz con leche utilizando un "arroz roto para perros", siguiendo la curiosa recomendación de nuestro amigo Pati (Luis) del L´Argüei.

Marta, la hija de Marisa y Ramón, aquella niña que se ha convertido en una bella mujer, me ayudaba en la cocina troceando los ajos y las zanahorias mientras nos comentaba: -¿qué voy a cenar yo en el día de hoy si las opciones son arroz roto para perros y carne de potro?. La verdad es que nos reímos un rato y al final de la experiencia práctica al calor de los fogones, Marta tuvo que reconocer que todas las opciones culinarias resultaron ser muy sabrosas.
De primer plato y siguiendo mi petición-recomendación, Marisa nos preparó unos sabrosos espagueti a la puttanesca, cuya experiencia gastronómica ya había puesto en práctica siguiendo la propuesta de mi apreciado compañero de fogones virtuales Carlos Dube.
Es un placer--al menos para un servidor-- que los buenos amigos te inviten a cenar pero si además te ofrecen su cocina y un mandil tan chulo para preparar la cena, el placer es más intenso y mientras pueda disponer de una copa de buen vino al alcance de mi mano--Ramón me ofreció un Rioja Gran Reserva Marqués de Cáceres--este generoso ofrecimiento es y será muy tentador e irresistible para un servidor amante de los fogones.

Marisa, me había dicho que tenía carne de potrillo y que le gustaría que la cocinara en su casa. Me acordé que hace unos días había preparado en casa una sabrosa carne de ternera gallega poniendo en práctica una receta que Mapi (prima de María) que me había enviado desde Bretaña (Boeuf Bourguignon).

Yo ya había probado en alguna ocasión la carne de potrillo y sabía que es parecida en su textura y sabor a la carne de ternera pero un poquito más dulce así que en esta ocasión, he reducido la cantidad de azúcar y no he introducido la carne en el horno a diferencia de la preparación del Boeuf Bourguignon.

Tengo que confesaros, que Ramón no se atrevió a probar esta carne tierna y sabrosa, no así su preciosa hija Marta y optó por disfrutar de los deliciosos y picantes espaguetis a la puttanesca dado que Marisa siguió fielmente, los consejos y recomendaciones de Carlos Dube.

Ingredientes para 6 personas:


1,5 kilo de carne de potrillo en trozos grandes.
1 cebolla en cuarterones.
100 gramos de bacón o tocino en taquitos.
2 zanahorias en rodajas gordas.
2 clavos.
2 dientes de ajo rojo.
1 botella de vino tinto con D.O. Rioja (LAN crianza 2006)
16 ó 18 cebollitas pequeñas enteras.
Una cucharada de harina.
Una rama de tomillo y 2 hojas de laurel (atados juntos para formar un bouquet garni).
½ litro de caldo de carne y verduras.
1 cucharadita de azúcar.
Aceite de oliva virgen extra de Córdoba.
50 gramos de mantequilla.
Sal y pimienta negra.
Preparación:

1.- Poner la carne en un fuente con el vino, cebolla, clavos, pimienta negra y dejarla en la nevera macerando 24 horas.
2.- Retirar la carne (reservando el líquido) y secarla bien (con papel de cocina).
3.- Sellar ligeramente la carne en una mezcla de aceite de oliva virgen extra y mantequilla y reservarla en una fuente.

Sellar ligeramente la carne de potrillo
4.- Añadir el ajo picado, el bacón (o tocino), las cebollitas, las zanahorias y la harina.
5.- Incorporamos la carne y removemos durante unos minutos más nuestros ingredientes.
6.- Añadir el líquido--filtrado-- reservado, el caldo, sal, pimienta, azúcar, y el bouquet garni de tomillo y laurel.
7.- Cocer los ingredientes a fuego lento durante una hora y quince minutos y el plato estará finalizado.
Añadir imagenOs prometo que en una aportación posterior en Gastronomía en Verso, compartiré con vosotros la preparación de este delicioso y cremoso arroz roto-- "para perros"--con leche, tal vez, el arroz con leche más cremoso que he degustado hasta la fecha.

Fijaros en la decoración de la lechera; ¿es bonita verdad?. A Marisa que es una artista--esta bella cualidad le viene de familia--le he pedido que me decore una para nosotros, así que ahora sólo me queda conseguir una lechera a lo largo del camino.
Un delicioso arroz roto con leche
Marisa nos preparó el arroz con leche y esta deliciosa tarta de nata y fresas que en alguna oportunidad también compartiré con todos vosotros.
Disfrutar de la compañía de los buenos amigos es un placer y si además lo hacemos compartiendo lo mejor de cada uno de nosotros al calor de los fogones, la satisfacción es aún mayor. Os recomiendo que os animéis a cocinar, ya veréis como poquito a poco,el ilimitado y siempre gratificante mundo de la gastronomía os enganchará, os atrapará y seréis un poquito más felices.

Cuando se comparte se gana.

Carpe diem y feliz fin de semana que mañana es viernes.


lunes, marzo 21, 2011

Rigatoni rellenos de rabo de toro guisado con poesía.

María ha decorado con cariño este plato delicioso y a un mismo tiempo laborioso para vosotros. Algún día, si Dios quiere, dispondré de una cámara réflex --eso anhelo-- y entonces os lanzaréis como "depredadores" hacia los próximos Rigatoni que os prepare con cariño, al calor de los fogones de este espacio de encuentro.

Ingredientes para 4 personas:

Un rabo de toro o de ternera gallega de un kilo.
320 gramos de Rigatoni.
Varios tomates Cherry (no tenía tomates para salsa en casa).
2 cebolletas grandes.
3 dientes de ajo machacados.
4 puerros ( 2 para el guiso).
5 zanahorias (3 para el guiso).
2 hojas de laurel.
Hebras de azafrán puro.
3 hojitas de albahaca para decorar.
1/2 vaso de vino con D.O. Montilla Moriles.
Aceite de oliva virgen extra de Córdoba.
Pimienta negra.
Sal gruesa.
Preparación:

1.- Comenzamos situando los trozos de rabo en agua fría para eliminar los restos de sangre.
Posteriormente, secaremos muy bien la carne con papel de cocina o un trapo de cocina y la salpimentaremos con pimienta negra recién molida y sal gruesa.

2.- En una tartera, añadimos aceite cubriendo el fondo y comenzamos a dorar tres dientes de ajo machacados con la mano. Cuando los ajos estén doraditos, añadimos los trozos de rabo y sellamos ligeramente la carne que iremos situando en una bandeja. Retiramos los ajos.
3.- En el aceite en que previamente hemos dorado la carne, pocharemos lentamente la cebolleta picadita y las zanahorias troceaditas. Posteriormente, añadimos el tomate rallado y dos hojitas de laurel. Transcurridos unos 5 minutos incorporamos los trozos de rabo y rehogamos todos los ingredientes durante un par de minutos más.

4.- Posteriormente, añadimos el vino fino Montilla-Moriles y después de mantener el fuego fuerte durante unos minutos, incorporaremos caldo de verduras y carne de ternera, varias hebras de azafrán puro. Bajaremos la temperatura -4 ó 5- en vitrocerámica- y dejaremos cociendo a fuego lento todos los ingredientes durante una hora y media.

Este ha sido el sabroso resultado
5.- Retiramos la carne a una bandeja y trituramos las verduras con un pasapurés.
6.- Con un buen cuchillo de cocina cortamos en juliana dos zanahorias y dos puerros.
7.- Comenzamos deshuesando la carne del rabo de ternera guisado y eliminando el exceso de grasa. Con los huesos y un poquito da caldo de verduras obtendremos un sabroso jugo concentrado que posteriormente utilizaremos en el pochado de nuestras verduritas.
8.- Pochamos a fuego lento las verduritas, incorporando poquito a poco nuestro caldito concentrado de carne que hemos preparado utilizando los huesos del rabo.
9.- Finalmente, incorporamos la carne y continuamos rehogando un poquito más nuestros ingredientes a fuego lento, procurando que las verduritas queden al dente.
10.- Cocemos los Rigatoni en agua hirviendo con sal gruesa y un chorrito de aceite de oliva durante 16 minutos. Los escurrimos e introducimos en agua muy fría con sal para romper la cocción de la pasta.

11.- Situamos con mucho cariño los Rigatoni sobre papel de cocina para absorber el agua durante un par de minutos más.
12.- Finalmente, comenzamos a rellenar sin prisas los Rigatoni con nuestros sabrosos ingredientes sin excedernos. Los situamos sobre una sartén o una tartera, incorporamos la salsa sobre ellos y después de calentar a fuego lento nuestra pasta rellena durante unos minutos, la serviremos con cariño a nuestros comensales.


RECETA SONETEADA DE LOS RABOS DE TORO

Si para seis amigos hermanados
que amen la buena mesa y su decoro
se desea guisar rabos de toro,
con cuatro kilos quedan racionados.
Limpios de sebos, déjense cortados,
procurando que no haya deterioro,
y póngase cebollas de color de oro,
en buen aceite, a fuego moderado.
Viértanse ya los rabos en la olla;
échenseles aceite, la cebolla,
tomates, azafrán, pimienta y ajo.
Cuézanse, y tras dorarlos, un montilla
perfumará tan clara maravilla
y quedará en su punto el agasajo.
El guiso es, por si mismo, buena dote;
más, para estar completo,
le hace falta tener un estrambote,
igual que este soneto.
Pues, para hacer más gratas
sus esencias, y atar mejor los cabos,
se dora medio kilo de patatas
y se cuece en el jugo de los rabos.

Miguel Salcedo Hierro.



Fuente consultada: La Gastronomía en Verso de Enrique Mapelli López.


Hoy celebramos el día mundial de la poesía y deseo dedicar esta aportación a mi apreciada y encantadora amiga Montse, a sus hermanos Rocío y Manuel y a sus amigos Jordi, coruñés de ascendencia catalana afincado en el paraíso de Ibiza, a Moisés y su mujer Iolanda, Alcaldesa de Salt, catalanes y residentes en Salt (Girona) y a su hija Arán de dos añitos, que lleva el nombre del precioso Vall d´Aran, a Gema y su marido Daniel que esperan con ilusión el nacimiento de su tercer hijo, a Rosa de la Diputación Provincial de A Coruña, a Juanjo, Pe, Josito y a Tom que reside en California.

Ver también:

Estofado de rabo de ternera gallega.
Pimientos del Piquillo rellenos de rabo de ternera.
Estofado de rabo de toro de lidia con vino tinto.

Cuando se comparte se gana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...