sábado, mayo 28, 2011

Pastissets, receta de Elia

Los pastissets de Elia son tentadores
El pasado mes de marzo, nuestros amigos Ramón y Marisa nos invitaron a cenar en su casa donde tuve el placer de cocinar entre fogones compartidos una sabrosa carne de potrillo guisada. Aquel día, le pedí a Marisa que me diera la receta de los deliciosos pastissets que nos había preparado Ramón siguiendo la receta de su madre.

Ramón ha vivido varios años en Menorca con sus padres. Su madre Elia tiene 94 años y habían transcurrido más de 30 años--¡cómo pasa el tiempo!-- sin que nos hubiéramos vuelto a ver desde aquella primera vez que había visitado a los padres de mi amigo en su casa en A Coruña. Aquella misma tarde en el salón, le comenté a Ramón que estaba convencido de que su madre me reconocería a pesar de haber transcurrido tantos años y le pedí que no le dijera quien era yo cuando me presentase en su casa. Ramón le pregunto: - ¿Quién es este señor mamá?, ella no me reconoció a primera vista pero cuando Ramón le dijo:- Es un amigo mío de la academia militar, Elia dijo: -Alonso; ¡cuánto tiempo! pero si estás fenomenal.

Es increíble amigos, hoy mismo durante la sobremesa cuando le comentaba a mi familia esta grata circunstancia mientras degustábamos los pastissets que preparó María, reconozco que me he vuelto a emocionar.

A sus 94 años de edad, esta agradable y vital mujer me ha sorprendido por su lucidez y reconozco que nos ha puesto a todos "el listón muy alto". Le deseo de todo corazón a Elia que la salud le acompañe a lo largo del camino para que pueda disfrutar de sus seres queridos durante muchos años más; ¡ah!... y que nosotros lo veamos.

Ingredientes:

1/2 kilo de harina.
1/4 kilo de azúcar.
1/4 kilo de manteca de cerdo.
Azúcar glas para espolvorear sobre los pastissets.


Curioso molde hecho a mano para cortar la masa


Preparación:

1º.- Mezclamos bien la harina, el azúcar y la manteca de cerdo durante varios minutos hasta integrar muy bien nuestros ingredientes y dejamos reposando la masa durante un par de horas.



2º.-
Estiramos la masa con un rodillo sobre una superficie firme hasta obtener un grosor uniforme de medio centímetro más o menos. A Continuación, cortamos la masa con el molde ejerciendo un ligero movimiento lateral para obtener con facilidad las flores que observáis en las fotografías.

3º.- Situamos los pastissets sobre una bandeja de horno cubierta con papel de cocina y la introducimos en el horno precalentado a una temperatura de 150º C con función turbo durante viente o veintidós minutos nada más.

4º.- Transcurrida media hora cuando los pastissets estén fríos espolvoreamos azúcar glas sobre ellos.

María decidió decorar algunos de los pastissets con trocitos de guindas escarchadas y con lágrimas de chocolate y ha sido una idea estupenda.

Observación: Nos había sobrado masa y la dejamos en el frigorífico. Transcurridos dos días, volvimos a preparar los pastissets que podéis ver en estas fotografías y me gustaría resaltar que la masa al estar más fría resultó más fácil de moldear y de trabajar con ella para cortar las flores.

Ramón nos ha recomendado que no nos pasemos de tiempo y con la temperatura en el horno para que los pastissets queden en su punto ideal de textura y sabor.

Pitusa, la amiga de mi suegra Ángeles le regaló una botella de este delicioso licor de albariño que hemos podido disfrutar para maridar este sencillo y sabroso postre tradicional. Un postre que tiene "la virtud o el defecto"--según se mire-- de que como comiences a degustarlo date por rendido querido amigo ante el implacable y tentador placer de su irresistible sabor porque repetirás; ¡ya lo creo que volverás a repetir, no una sino varias veces más!.

Pitusa, muchísimas gracias por este delicioso licor de albariño de la Bodega Gil Armada en el Pazo de Fefiñáns en Cambados que gracias a tu generosidad hemos podido compartir y disfrutar en familia.



Elia, brindo por tu salud y te doy los gracias por compartir con nosotros esta deliciosa receta de nuestra cocina tradicional; la mejor de las cocinas.

Un beso grande con todo mi cariño.

lunes, mayo 23, 2011

Alcachofas de Tudela rebozadas y en salsa


En su día, recité en Gastronomía en verso una poesía de Pablo Neruda "Oda a la alcachofa"; una entrada dedicada a la alcachofa y me gustaría compartir nuevamente con todos vosotros mis queridos compañeros blogueros, una nueva aportación dedicada a esta sabrosa y singular hortaliza para celebrar los 500 seguidores que compartimos cocina al calor de los fogones de este humilde espacio de encuentro.

Comparto con frecuencia con muchas compañeras y compañeros blogueros cierto sentimiento de frustración por no poder visitar todos y cada uno de vuestros respectivos blogs y páginas Web con la frecuencia que a mí personalmente me gustaría. El inexorable paso del tiempo está ahí fuera y no podemos detenerlo ni compartirlo con todas las personas que apreciamos con la intensidad cualitativa y cuantitativa que realmente nos gustaría. De todas formas, yo aprecio de corazón vuestro cariño; sí, cariño del bueno aderezado de afectuosas y agradables palabras en comentarios y correos en la RED y es un verdadero placer poder compartir agradables momentos gastronómicos virtuales con todos vosotros.

Como dice Karlos Arguiñano--lo estoy escuchando en estos momentos en la televisión-- " La cocina da felicidad ". ¿A quién no le gusta el afecto?; ¿ a qué ser humano no le gusta el cariño ?; pues no hay nada mejor que compartir para comprobar que el afecto y el cariño nos están esperando a través de la comunicación bidireccional (feed-back) entre fogones compartidos.

Un plato delicioso
Las alcachofas de Tudela son un producto de gran calidad
Los ingredientes

Ingredientes para 6 personas:


1 kilo de alcachofas de Tudela.
2 ó 3 alcachofas por persona.
agua.
100 gramos de jamón ibérico troceaditos.
1 cucharada de harina.
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
2 cebollas medianas muy picadas.
3/4 de litro de caldo de cocer las alcachofas.
vino de Rueda Solera.
harina para rebozar.
1/2 litro de aceite de freír las alcachofas (nos sobrará).
1 limón.
sal.

La preparación:

Se escurren boca abajo y apretando con mucho cuidado


1º.-
Se preparan las alcachofas cortando los rabos, quitándoles las hojas exteriores, que suelen ser duras, y cortando las puntas de las demás. Se frotan con 1/2 limón rápidamente y se lavan bien en agua fría con un chorro de limón. Se pone en una cacerola agua suficiente para que cubra las alcachofas y sal. Cuando rompe a hervir se sumergen las alcachofas y se cuecen 35 minutos (depende de lo tiernas que estén), tapándolas con una tapadera. Se verá si están tiernas arrancándole una hoja y probándola.

2º.- Cuando estén cocidas se escurren, poniéndolas boca abajo como podéis observar en la fotografía superior y apretando con mucho cuidado. Una vez escurridas, se parten en dos a lo largo (fotografía superior derecha).

Se fríen en una sartén o tartera como en esta ocasión
3º.- Se pasan rápidamente por harina y se sacuden para que caiga la sobrante; se fríen en una sartén o tartera; una vez fritas se van colocando en una fuente de cristal o de porcelana. Se prepara la salsa.
4º.- En la misma tartera se ponen tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra; cuando está caliente se añade la cebolla muy picada, hasta que tome un color un poquito dorado (unos 8 minutos).

5º.- Se agrega entonces la harina y se dan unas vueltas con una cuchara de madera, añadimos un poquito de vino de Rueda Solera--variación añadida sobre la receta original-- y, por fin, los 3/4 litros de agua de cocer las alcachofas, fría o templada. Se cuece esta bechamel clarita por espacio de 5 minutos. Se incorpora el jamón ibérico picadito. Se rectifica de sal si hace falta, y se vierte por encima de las alcachofas.


6º.- Se pone la tartera en el fuego y, cuando rompe a hervir, se dejan cociendo a fuego lento de 10 a 15 minutos. Se dejan reposando unos minutos y se sirven en la misma tartera.

Fuente consultada: Página 259 (receta 314) del libro de Simone Ortega " 1080 Recetas de Cocina". Edición ilustrada por Javier Mariscal.



Mis padres y algunos de mis hermanos mayores (Pablo, Paco y Laura) vivieron varios años en un bonito pueblo de Navarra que se llama Elizondo y me gustaría dedicarles a ellos y a todas las mujeres y hombres de esta hermosa Comunidad Foral estas bonitas jotas entre las que destacaría "¡anda y pínchame una vena!", jota que canta de maravilla María Herrera a partir del minuto 4; hermosa y apasionada jota que llega directamente al corazón de las personas que amamos la música tradicional y que he cantado en varias ocasiones entre familiares y amigos.

También le dedico esta bonita jota a toda mi familia y especialmente a mi querido hermano José Luis que vive en Madrid porque él sabe que le quiero y que para mí lo más importante que hay en mi vida es mi familia; ¡toda mi familia!.

Os deseo a tod@s salud y felicidad a lo largo del camino.

Carpe diem

sábado, mayo 21, 2011

Ternera gallega guisada con hortalizas de primavera

Un sabroso guiso de carne que no os decepcionará

Nuestro compañero bloguero Paco ha convocado el concurso gastronómico "Cocinando con Lazy Blog". Atendiendo a las bases del mencionado evento culinario, la receta de ternera gallega con hortalizas de primavera es similar a la receta de "La carne guisada de la abuela" que nos ha aportado en su blog.

Con esta receta participo en el concurso "Cocinando con Lazy Blog" patrocinado por Artemática Producciones, Carne Villa María, Boffard, I love Aceite y Pyrex.

Ingredientes:

1 kilo de tapa de paletilla
o de aguja de ternera gallega .
1,5 kilos de patata gallega.
250 gramos de tirabeques frescos de temporada.
500 gramos de guisantes frescos de temporada.
2 zanahorias tiernas.
Una cebolla mediana en cuatro trozos.
4 dientes de ajo rojo.
2 hojas de laurel.
Aceite de oliva virgen extra.
Medio vasito de Brandy de Jerez Lepanto.
Medio vasito de vino de Rueda Solera.
Una cucharadita de pimentón agridulce de La Vera (Cáceres).
Una cucharadita de pimienta negra recién molida.
Sal gruesa.

Preparación:

1º.- En una tartera con un poco de aceite de oliva doramos 4 dientes de ajo rojo enteros que previamente hemos aplastado con la mano y los retiramos.

2º.-
Salpimentamos la carne, la sellamos ligeramente en el aceite durante unos minutos, la flambeamos con el Brandy de Jerez durante unos minutos más hasta que se consuma el alcohol. A continuación, añadimos el vino de Rueda Solera y subimos la temperatura del fuego durante unos minutos más hasta que el alcohol del vino se consuma.

3º.- Añadimos medio litro de caldo de carne, las dos hojitas de laurel, un poquito de sal gruesa y mantenemos la carne de ternera a fuego lento en una tartera durante 45 minutos.

4º.- En una sartén, salteamos en un poquito de aceite de oliva durante unos minutos la zanahoria troceada en pequeños daditos, los cuatro trozos de cebolla y los sabrosos tirabeques a los que previamente hemos eliminado los hilos que suelen presentar en el borde de las vainas. Añadimos el pimentón agridulce al final, rehogando durante un par de minutos más a fuego lento.

5º.- Incorporamos sobre la carne las verduras previamente pochadas, los guisantes frescos de temporada y las patatas pequeñas enteras. Cocemos a fuego lento--lento por favor-- nuestros ingredientes durante unos 20 minutos más.

6º.- Antes de servir a nuestros comensales, dejaremos reposando el guiso de carne durante media hora.

Observación: No he utilizado nada de harina para sellar la carne pero si os gusta la salsa más espesita podéis añadir un poquito-- una cucharada rasa-- de harina.

Os animo a tod@s a participar en esta generosa iniciativa que Paco nos ofrece a través de su página Web "Lazy Blog nos ha ofrecido". El plazo de presentación de recetas finalizará el próximo 15 de junio de 2011.

¡Feliz fin de semana!.

domingo, mayo 15, 2011

Sepia a la plancha con mojo picón y papas arrugás

Sepia a la plancha con mojón picón y papas arrugás

Cuando vi la bonita entrada que mi amiga y compañera bloguera Laura (Laube) del blog ¡Sano y de rechupete! había dedicado a "Los mojos canarios", se me ocurrió la idea de hermanar a través de la cocina a dos comunidad autónomas que son muy hermosas y complementarias en sol, sombra,mares, lluvia, nieve, vientos, aromas, colores y sabores.

A nuestra familia nos encantan las Islas Canarias, sus pueblos, sus contrastes, su cultura, su gastronomía, su encantadora y alegre música tradicional-- especialmente a un servidor--, su hermosa luz, sus gentes, su sol, sus tradiciones.......¡TODO!.

¿Cómo y cuándo conocimos las Islas afortunadas?. Era nuestro aniversario y después de cenar en un restaurante, le entregué a María medio folio en el que había escrito: María con todo mi cariño te regalo un viaje a la Isla de Tenerife, nos vamos la próxima semana. En ese momento, María me miró fijamente y comenzó a llorar como una Magdalena muy angustiada. Bueno, no lo sabéis pero mi querida esposa le tiene pánico a volar y es curioso porque le encanta observar a los aviones cuando vuelan y aterrizan pero ¡eso sí!, muy de lejos. Volamos hacia Tenerife pero no sin antes formalizar la tarjeta Visa--por eso la tengo a día de hoy--dado que María me decía que nuestros hijos eran muy pequeñitos y de esta forma se quedaba más tranquila por el seguro que ya conocéis. Al año siguiente, volamos nuevamente hacia Tenerife pero en esta ocasión con nuestros hijos pequeños quienes disfrutaron como enanos con nosotros en Puerto de la Cruz.

Nuestros ingredientes básicos; ¡ah! y sal gruesa por favor

Ingredientes para el mojo rojo de tomate:

-4 tomates pelados enteros.
-75 cl de aceite de oliva virgen extra.
-25 cl de vinagre de manzana.
-2 ñoras sin pepitas.
-2 puntas de guindilla.
- 1 cucharita de comino.
- Sal gruesa.
- 3 dientes de ajo gorditos.
- Media cucharadita de pimentón agridulce de La Vera (Cáceres).

Preparación: Introducimos todos los ingredientes en crudo en un vaso de la batidora y batimos muy bien hasta obtener una salsa totalmente emulsionada.

Ingredientes para el mojo verde:

- 75 cl de aceite de oliva virgen extra.
- 25 cl de vinagre de manzana.
- 1 manojo de perejil picadito (no pude localizar el cilantro el fin de semana).
- 1/4 de pimiento verde.
- 2 pimientas "de la puta madre".
- 1 cucharita de comino.
-Sal gruesa.
- 3 dientes de ajo gorditos.

Preparación: Introducimos todos los ingredientes en crudo en un vaso de la batidora y batimos muy bien hasta obtener una salsa totalmente emulsionada.

Papas arrugás con mojo rojo y mojo verde
Patatiñas (papas arrugás) de A Laracha con aromas de Canarias


Para hacer las papas arrugás he utilizado unas sabrosísimas patatas de A Laracha (A Coruña) y he seguido fielmente las instrucciones de Laura (Laube) en su entrada dedicada a "Los mojos canarios", instrucciones que son del siguiente tenor literal :

" Para hacer las papas arrugás primero necesitamos unas buenas papas específicas para arrugar, que en las Islas Canarias las hay de varias clases. Sin embargo, podemos emplear cualquier papa pequeña y relativamente nueva, porque, no por no vivir en Canarias vamos a dejar de hacer esta estupenda receta, ¿verdad?.

Deberemos lavar bien las papas con su piel, cuidando que no quede nada de tierra, ni haya ninguna raicilla. Poner las papas en una olla y verter agua hasta cubrirlas (nada más que cubrirlas). Añadir medio limón (ayuda a mantener el contraste de color entre la piel oscura de la papa y el blanco de su carne). Echar 1 puñado de sal gruesa para cada kg de papas (puñado, no cuchara... Hay quien le pone más sal, pero en mi casa no somos partidari@s). Poner la olla a fuego alegre y SIN TAPAR hasta que el agua casi se haya evaporado. Cuando quede menos de 1/4 del agua de la olla, hay que ir meneándola constantemente, agarrando las asas de la olla y moviéndolo con energía para que las papas vayan integrando la sal en su piel y ésta se vaya arrugando. No debemos meter ninguna cuchara dentro para mover las papas. Hay que hacerlo moviendo la olla hasta que el agua haya desaparecido. Si vemos que las papas ya están tiernas, pero queda algo de agua, retirar el agua, mover el caldero y darle unos segundos de fuego para que termine de evaporar la humedad. Reservar, dejando destapada la olla o, como mucho, taparla con un paño de cocina bien limpio. Por qué, se preguntarán. Pues porque si las papas sudan dentro de la olla, se pierde el efecto "arrugao" de las papas)."

Sepia a la plancha

Ingredientes:

Dos sepias frescas pequeñas.
2 dientes de ajo rojo.
Zumo de medio limón.
Abundante perejil.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal gruesa.

Preparación:

1.º.- Limpiamos muy bien las sepias, les quitamos la piel y las secamos muy bien con papel absorbente de cocina.
2º.- Con un cuchillo muy bien afilado, les damos unos pequeños cortes por la parte exterior e interior a las sepias en forma de rombo para cocinarlas más fácilmente sobre la plancha.
3º.- Picamos muy bien los ajos rojos y el perejil e introducimos estos ingredientes en un biberón de cocina con abundante aceite de oliva virgen extra y un poquito de limón si así lo deseáis.
4º.- Calentamos la plancha eléctrica a potencia máxima y mantenemos las sepias sólo dos minutos por cada lado para que no se endurezcan. A Continuación, añadimos sal gruesa y rociamos con abundante aceite de oliva, ajitos y perejil por encima con nuestro biberón de cocina.
5º.- Emplatamos la sepia con las papas arrugás y las dos sabrosas salsas de mojo canario.

Esta entrada en Gastronomía en Verso se la dedico con todo mi cariño a mi amiga y compañera bloguera Laura (Laube) del blog " Sano y de rechupete ", un espacio de encuentro que os encantará, y a todo el pueblo canario.

Brindo por tu salud Laura y por la felicidad de todos los canarios.




lunes, mayo 09, 2011

Patatas revolconas (Receta casera)

Sabrosas patatas revolconas o meneás

"España es un país para comérselo". Me encanta esta frase y debo confesar que tengo un cariño especial por "Mi querida y añorada Salamanca" .

En nuestra última visita a Salamanca, hace un año por estas mismas fechas, un grupo de amigos visitamos el bonito pueblo de Sequeros y conocimos a la familia de Teresa, encantadora mujer al igual que su madre Toñi quienes fueron muy amables con nosotros durante nuestra estancia en la Casa rural Abadía.

Quiero daros las gracias con esta sencilla aportación en nuestro blog a las dos por haberme enviado la receta de patatas revolconas que os había pedido, un plato de nuestra cocina tradicional muy sabroso y sencillo en cuanto a su preparación .

Nuestros amigos Pili, Aurora, Ramón y María y este humilde aficionado a la cocina, os enviamos nuestro cariño, nuestros gratos recuerdos y confiamos en que nos volvamos a encontrar pronto una vez más en el bonito pueblo de Sequeros (Salamanca), donde el estrés ha sido declarado por el bellísimo entorno natural: " Tensión circunstancial non grata ".

Una receta de la cocina tradicional de mi querida Salamanca

Un primer plato o un entrante para chuparse los dedos
Nuestros ingredientes básicos

Ingredientes para 8 personas:


1,5 kilos de patatas gallegas de A Laracha.
1 bandeja de torreznos de Soria.
1 pimiento rojo.
1 cebolla mediana.
6 dientes de ajos rojos.
2 hojas de laurel.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal gruesa.

Excelentes torreznos de Soria de la empresa La Despensa

Esta será la presentación del producto en vuestras casas
Preparación:

1º.- Pelamos y cortamos las patatas en trozos o en rodajas para cocerlas en agua suficiente para que no se pequen con un poco de sal gruesa, un pimiento rojo en trozos que posteriormente retiraremos, y dos hojitas de laurel fresco.

Excelentes patatas de A Laracha (A Coruña)


2º.-
Cuando las patatas estén cocidas se retira el caldo y se reserva. Comenzamos a machacar estas excelentes y deliciosas patatiñas galegas de A Laracha con un tenedor y también las reservamos hasta el siguiente paso.

Excelentes torreznos de Soria de la empresa La Despensa. Los freiremos en abundante aceite de oliva virgen extra a temperatura fuerte (190ºC - 200ºC) durante 4 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando.


3º.-
Mientras se cuecen las patatas se va friendo la panceta o la papada o incluso tocino--la madre de Teresa (Toñi) lo hace con panceta fresca-- y en la grasa que ha soltado se fríen o pochan a fuego lento la cebolla y los ajos rojos muy picaditos. En mi caso, he utilizado estos deliciosos "Torreznos de Soria" que he comprado a través de la página Web denominada: Saborea Soria.

Los torreznos que habíamos degustado en Bocigas eran deliciosos pero estos torreznos también son de una gran calidad--no cobro comisión alguna-- y excelente sabor. El único inconveniente es que su precio se encarece bastante al tener que solicitar el producto por Internet y abonar los correspondientes portes a la empresa La Despensa.

Os recomiendo la visión de este ilustrativo vídeo sobre la correcta preparación de los torreznos:





4º.-
A continuación, incorporaremos a la cebollita y a los ajitos bien pochaditos una generosa cucharada de Pimentón de la Vera (Cáceres), rehogando a fuego lento con cuidado de que no se queme en ningún momento.
5º.- A la mezcla anterior--siguiendo instrucciones de Toñi dedicadas a aquellas personas a quienes no les guste encontrarse con trocitos de cebolla o ajo en las sabrosas patatas revolconas--le he añadido un poquito de caldo de la cocción de las patatas y la he triturado con la batidora durante 15 ó 20 segundos nada más.

La salsa resultante la incorporaremos sobre las patatas que previamente ya hemos machacado con la ayuda de un tenedor. Continuaremos machacando las patatas mezclándolas con la sabrosa salsa y un poquito de caldo poco a poco hasta obtener la textura que sea de nuestro agrado según podéis ver en el breve vídeo que os he aportado al final de las últimas fotografías de esta receta.

Toñi, nos indica un paso más en su receta que consiste en añadir posteriormente sobre las patatas revolconas, un poquito más de pimentón dulce, pimentón picante y la cantidad de caldo que queramos para que queden las patatas blanditas y con su textura a nuestro gusto. En mi caso, he optado por no añadir más pimentón porque me conozco y como me gusta tanto podría pasarme en la utilización de este sabroso ingrediente.

Los torreznos fritos son un manjar irresistible


Os aporto este breve y sencillo vídeo casero donde he tratado de resumir la receta a marchas forzadas, consciente de que sabréis disculparme dado que el tiempo se escapa inexorablemente entre mis manos como el agua en una cesta.



Un beso grande Teresa y un fuerte abrazo para tu madre y para toda la familia. ¡Nos volveremos a ver pronto si Dios quiere!.

Cuando se comparte se gana.

Carpe diem.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...