domingo, julio 31, 2011

Con dos cogotes de merluza en la penumbra

Puesta de sol en las Islas Cíes

Este fin de semana hemos celebrado en familia la primera comunión de Eva y Luis. En uno de estos felices días mientras nuestros familiares regresaban de una visita a las Islas Cíes, María y yo nos pusimos a cocinar dos hermosas merluzas del pincho con almejas y dos cogotes de merluza al horno.

Nadie podía esperar que en la preciosa casa con hermosas y privilegiadas vistas a las singulares Islas Cíes donde nuestros familiares disfrutaban de unos merecidos días de descanso, la energía eléctrica o quien sabe si tal vez "la Bruja Avería" nos iban a gastar una broma pesada.

Siempre he sido un gran defensor de la cocina tradicional de gas. Reconozco las innumerables ventajas de la energía eléctrica pero las circunstancias son las circunstancias.

Con dos hermosos cogotes de merluza en el horno y las correspondientes tarteras con dos hermosas merluzas de 3 kilos cada una en rodajas, deliciosas almejas de nuestras rías y su sabrosa salsita sobre los fuegos de la vitrocerámica mientras el sol se ocultaba y se disponía a descansar poquito a poco sobre el horizonte; la "penumbra" y el limitador de potencia saltando una y otra vez no son precisamente dos buenos compañeros de camino al calor de los fogones y sobre todo con nuestros comensales esperando con buen apetito después de un hermoso y largo día de excursión por las Cíes.

De todas formas, María y yo hemos salido airosos de esta experiencia durante la puesta de sol y aunque el pescado no estaba de "10" no sobró ni un poquito de salsa para mojar.

Puesta de sol en las bellas Islas Cíes
Dos hermosos cogotes de merluza del pincho al horno
Un delicioso plato de cocina tradicional que os recomiendo con cariño

Ingredientes para cuatro personas:

Dos hermosos cogotes de merluza del pincho.
Cuatro patatas gallegas medianas.
Tres dientes de ajo en láminas.
Aceite de oliva virgen extra.
250 gramos de almejas gallegas.
Abundante perejil picadito.
Una punta de guindilla (cayena).
Sal gruesa.

Preparación:

1º.- Salamos generosamente los dos cogotes de merluza y los plegamos, dejando las dos cabezas de merluza completamente cerradas sobre una bandeja de horno.

2º.- Cortamos unas patatas en rodajas finas, les añadimos un poquito de sal y las freímos ligeramente en aceite de oliva virgen extra.

3º.- Precalentamos el horno a 170º C e introducimos la bandeja con los dos cogotes de merluza durante 8 minutos.

4º.- En una sartén con un poquito de aceite de oliva, abrimos las almejas y reservamos el sabroso caldito después de filtrarlo con un colador de cocina.

5º.- En una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra, doramos unos ajos en láminas y una punta de guindilla y cuando hayan transcurrido los 8 minutos de horno, preparamos una cama con las patatitas al pescado e incorporamos los ajos, la guindilla, el aceite, el caldo filtrado de las sabrosas almejas y abundante perejil picadito sobre los dos cogotes de merluza totalmente extendidos sobre la cama de patatitas fritas.

6º.- Introducimos nuevamente la bandeja en el horno con las almejas y horneamos durante cuatro minutos más. Posteriormente, dejamos reposando dos minutos más el pescado con el horno abierto y apagado y comenzamos a servir a nuestros comensales.

A mi querida madre le encantaba la cabeza de merluza cocida y con independencia del precio que puede alcanzar un sabroso cogote de merluza del pincho en un restaurante--superará sin ninguna duda los 30 € -- para mí es un plato delicioso. La cabeza de la merluza simplemente cocida con patatas, una hojita de laurel, sal y aderezada con un poquito de limón o vinagre--no demasiado fuerte-- y un chorrito de excelente aceite de oliva virgen extra es un manjar.

Os deseo a todos unos felices días de vacaciones de verano y me despido de vosotros hasta la vuelta de unos días de descanso que confío disfrutar con mi familia y mis amigos. De todas formas si llueve--cosa no demasiado extraña por estas hermosas tierras-- procuraré disfrutar de mi cocina y compartiré con vosotros agradables momentos al calor de los fogones a los que siempre estáis invitados.

¡Carpe diem amigos!.

sábado, julio 16, 2011

Bonito de la abuelita Carmen

Hoy es la festividad de la Virgen del Carmen y deseo dedicar este sabroso plato de bonito a la abuelita Carmen, madre de mi querida suegra Ángeles quien me ha aportado esta receta que cocinaba con cariño su madre y quien ha compartido conmigo fogones para que todos hayamos podido disfrutar en familia de un delicioso plato de nuestra cocina tradicional de temporada.

La abuelita era una mujer alegre, cariñosa y muy vital, cocinaba estupendamente y de esta gran persona destacaría su gran amor hacia toda nuestra familia y su gran tenacidad. "La abuelita pequeñita" como así la llamaban sus nietos ya no está entre nosotros pero pudimos disfrutar de su agradable compañía hasta los 98 años de edad.

¡Feliz día Carmen querida abuela!.

Os deseo desde mi cocina, un feliz día del Carmen a todas las mujeres que disfrutáis de este bonito nombre.


Ingredientes para 8 personas:

1 bonito de 2,5 kilos.
3 cebollas medianas.
1 pimiento verde.
1 pimiento rojo.
1 pimiento choricero.
2 tomates grandes.
2 dientes de ajo rojos.
1 hoja de laurel.
1 cucharadita de Pimentón de la Vera.
Medio vasito de vino de Rueda Solera.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.


Para el caldo corto de pescado:


1 cabeza de merluza.
1 cebolleta.
Medio puerro.
1 zanahoria.
1 hoja de laurel.
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
Sal.


Preparación:

1º.- Cortamos el bonito en secciones de unos tres centímetros, le quitamos la piel con cuidado utilizando un cuchillo bien afilado--esta operación la ha realizado Ángeles con mucho cariño y con la precisión y eficiencia de un cirujano-- y posteriormente, cortamos cada sección en trozos de tamaño mediano--nunca pequeños-- para evitar que se endurezca excesivamente la carne durante la breve cocción a la que someteremos este sabroso y delicado pescado azul.

2º.- Salamos generosamente los trozos de bonito con una hora de antelación a su preparación.3º.- Preparamos un caldo corto de pescado con nuestros ingredientes y lo filtramos utilizando un colador de cocina. Rectificamos el punto de sal si fuera necesario.
4º.- Troceamos las cebollas en taquitos y picamos los ajos. Pochamos nuestros ingredientes--añadimos los ajos inicialmente al aceite durante unos segundos-- con una pizca de sal a fuego lento durante unos minutos hasta que comience a estar tierna la cebolla.

5º.- Troceamos los pimientos rojo y verde en taquitos y los añadimos posteriormente con un pimiento choricero cortado en tiras. Pochamos a fuego lento durante unos 10 minutos más o menos.

6º.- Posteriormente, incorporamos una cucharadita de sabroso y aromático pimentón agridulce de La Vera (Cáceres).


7º.- Añadimos el vino de Rueda Solera y reducimos el alcohol durante unos minutos. Posteriormente, incorporamos los tomates rallados y pochamos a fuego lento hasta que la salsa esté muy sabrosa. Rectificamos el punto de sal si fuera necesario.

8º.- Incorporamos los trozos de bonito y añadimos sólo el caldo corto necesario para que la salsa quede espesita y muy sabrosa.

9.- Presentamos el plato acompañando el sabroso bonito con patatas gallegas cortadas en rodajas de un centímetro de grosor y cocidas durante 20 minutos con sal y una o dos hojitas de laurel.

Recomendación: Si me permiten vuestras mercedes la licencia, yo les recomendaría que cuando vayan a preparar este sabroso plato de temporada, los comensales estén sentados alrededor de una mesa alegre y generosa. Una vez hayamos conseguido esta previa fazaña--cosa que no es fácil en muchas ocasiones-- lleven ustedes la tartera a la mesa con todos los ingredientes incluido el fumet de pescado bien caliente y en ese preciso momento, incorporen con cariño los trozos de bonito y déjenlos reposando durante 3 ó 4 minutos como máximo, tiempo y momento oportuno para servirlo y disfrutarlo en buena compañía.

Os deseo un feliz fin de semana y unas felices vacaciones de verano.

Carpe diem compañeros de fogones.

domingo, julio 10, 2011

Boquerones en vinagre

Boquerones en vinagre

Los boquerones en vinagre nos gustan mucho en casa y en verano es un plato muy apetecible como aperitivo acompañándolos con patatas fritas, aceitunas rellenas y cerveza bien fría.

Ingredientes:

1 kilo de boquerones frescos, limpios y sin espina.
Ajos rojos a nuestro gusto.
Abundante perejil.
Vinagre de manzana.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Preparación:


Congelamos los boquerones durante 24 horas a -20ºc

1º.- Limpiamos muy bien los boquerones. Los lavamos uno a uno en abundante agua fría debajo del grifo y con mucho cuidado de no deteriorarlos durante unos segundos.

2º.- Secamos los boquerones, los embasamos en papel film formando capas y los congelamos a -20ºc durante al menos 24 horas.

3º.- Descongelamos los boquerones y los vamos colocando en un recipiente por capas añadiéndoles un poquito de sal fina y vinagre de manzana. Los mantendremos en vinagre durante al menos 6 horas en el frigorífico.

Si los boquerones son de excelente calidad presentarán este aspecto (lomos blancos) transcurridas 6 horas en sal y vinagre.
4º.- Transcurridas las 6 horas, escurrimos bien el vinagre, situamos los boquerones sobre un plato o una fuente y los aderezamos generosamente con abundante ajo y perejil bien picaditos y un excelente aceite de oliva virgen extra.

En esta ocasión, María y yo hemos tenido que quitarles la espina central a los boquerones pero de todas formas, vale la pena el esfuerzo que tendréis que emplear para su preparación porque los boquerones en vinagre con aceitunas rellenas y patatas chips constituyen un aperitivo excelente para compartir en familia con vuestros amigos.

Carpe diem compañeros.

lunes, julio 04, 2011

Picadora Moulinex 1,2,3 en casa

Recuerdo con agrado cuando Moulinex nos regaló un cortador de verduras y me ofrecí a probar este producto para preparar una coca de verduras.

En esta ocasión, me gustaría comentaros las ventajas e inconvenientes de la nueva Picadora Moulinex 1,2,3 que ha sido un electrodoméstico (otro modelo) que hemos utilizado en nuestra familia.

Quiero agradecer nuevamente a Moulinex la confianza y la generosidad que ha depositado en este humilde aficionado a la cocina para recomendaros las ventajas de esta útil, segura y eficiente picadora.

Sobran las palabras--a los hechos me remito-- así que os presento dos sabrosas recetas que podéis preparar en casa utilizando la Picadora Moulines 1,2,3:


Primera receta

Ingredientes para la salsa pesto:

100 gramos de albahaca. (He utilizado sólo 50 gramos en esta ocasión).
150 ml de aceite de oliva virgen extra.
2 cucharadas de parmesano rallado. (He utilizado 3.)
2 cucharadas soperas de piñones tostados. (40 gramos).
1 diente de ajo sin alma o germen.
1 pizca de sal.
Pimienta negra recién molida.
Preparación:



1.- Tostar los piñones en una sartén hasta que tomen color cuidando de que no se quemen, y reservar hasta que se enfríen.

2.- Triturar el queso, la albahaca, el ajo y los piñones con la picadora 1,2,3, de Moulinex.

3.- Ir echando el aceite poco a poco para que emulsione. Añadir la sal (si la necesita), la pimienta y volver a triturar todos los ingredientes hasta obtener una salsa homogénea.

4.- Conservar la salsa pesto en un bote de cristal.



Segunda receta

Ingredientes para unas sabrosas albóndigas con salsa de tomate y verduritas:

650 gramos de carne de ternera gallega.

Para la salsa de tomate:

7 tomates kumato.
2 cebollas pequeñas
3 dientes de ajo.
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
2 cucharaditas de azúcar moreno.
Orégano.
Sal.

Para el pochado de verduritas:

1 puerro grande.
2 zanahorias.
1 cebolleta.
3 dientes de ajo.
1/2 vasito de vino de Rueda Solera.
1 vaso de caldo de carne.
Sal.

Para preparar las albóndigas:

2 rebanadas de pan de molde.
Pan rallado.
Harina.
Un vaso de leche.
1 huevo casero.
Perejil picadito.
1 cebolleta.
Sal y pimienta negra recién molida.


1.- Comenzamos triturando la carne con la picadora Moulinex 1,2,3. En tres pulsaciones de breves segundos obtendremos una textura de carne picada ideal. El único "inconveniente" que presenta para mí la picadora es la reducida capacidad del recipiente que es contrarrestada por la eficiente acción de la cuchilla. Los 650 gramos de carne los picaremos en tres tandas de breves segundos que no está nada mal.

2.- Apartamos la carne para un recipiente de cristal, picamos la cebolleta con la picadora y limpiamos con mucha facilidad el recipiente donde hemos picado nuestros ingredientes y la cuchilla para otra ocasión.

3.- Batimos ligeramente el huevo casero y lo incorporamos a la carne con la cebolleta picadita, la miga de pan previamente humedecida en leche, el perejil picadito, la sal y la pimienta.

4.- Incorporamos un poco de pan rallado y con las manos muy limpias removemos nuestros ingredientes poco a poco hasta obtener una masa homogénea. Incorporaremos poco a poco el pan rallado y removeremos nuevamente hasta que podamos moldear las albóndigas con facilidad.


5.-
Las albóndigas las he preparado con las manos y las he enharinando una a una y situando sobre un plato amplio.

6.- En abundante aceite de oliva virgen extra, sellaremos y doraremos ligeramente las albóndigas. Posteriormente las situaremos en una tartera para que esperen con ansia viva a la sabrosa salsa de tomate y al pochadito de verduritas que hemos preparado.

7.- Mientras doraba las albóndigas, María ha preparado una sabrosa salsa de tomate casera pochando en cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos cebollas cortadas en juliana, tres dientes de ajo picaditos, 2 cucharaditas de azúcar moreno, siete tomates kumato en trozos, un poco de orégano a vuestro gusto y una pizca de sal. Cuando la salsa de tomate esté finalizada--30 ó 40 minutos a fuego lento-- la pasaremos por el chino.

8.- En el aceite sobrante de dorar las albóndigas, pochamos a fuego lento nuestras verduritas con un poquito de sal hasta que estén tiernas.

9.- Posteriormente, incorporamos el vino de Rueda Solera, subimos la temperatura del fuego hasta reducir el alcohol del vino.
10.- Incorporamos la sabrosa salsa de tomate sobre las verduritas, añadimos un vaso de caldo de carne y transcurridos unos minutos podéis pasar o no--a vuestro gusto-- la salsa por el chino.


11.- Para finalizar, incorporamos la salsa sobre las albóndigas y las dejamos cociendo a fuego lento durante 10 minutos.

En nuestro último encuentro, mi hermano Paco me comentaba que no le gusta la carne picada pero sí le encantaban las albóndigas que preparaba nuestra madre. Estas albóndigas están preparadas de una forma diferente, están deliciosas y María y yo te dedicamos querido hermano esta receta con cariño.

Carpe diem compañeros de camino, carpe diem.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...