miércoles, agosto 31, 2011

Unas zamburiñas en honor a los post olvidados

Zamburiñas al horno; ¡qué ricas!


Ingredientes:

1 kilo de zamburiñas frescas.
1/2 cebolleta grande.
3 lonchas de jamón serrano.
Perejil.
Pan rallado.
2 cucharadas de de vino Godello " Crego e Monaguillo".
Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

1º.- Limpiamos muy bien las zamburiñas una a una debajo del agua--un chorro suave y constante-- de nuestro grifo. La forma en que debemos limpiarlas es muy similar a la de las vieiras. No debe quedar ningún resto de arena.

2º.- Según vamos limpiando las zamburiñas las situamos encima de papel absorbente de cocina según podéis apreciar en esta fotografía.
3º.- Picamos menuda la cebolleta, la pochamos a fuego lento y cuando esté tierna y ligeramente doradita salteamos el jamón picadito y añadimos el vino Godello. Finalmente, rehogamos todos los ingredientes durante un par de minutos más.



4º.- Situamos las zamburiñas sobre una lámina de papel vegetal en una bandeja de horno y auxiliándonos de una pequeña cucharita vamos añadiendo un poquito de nuestros ingredientes --no demasiado-- y una pizca de pan rallado sobre cada una de ellas como podéis apreciar en las fotografías superiores.

5º.- Introducimos la bandeja en el horno precalentado a unos 170º C durante unos tres minutos nada más y transcurrido este tiempo, emplatamos las zamburiñas para cada comensal espolvoreando perejil muy picadito sobre ellas.

Como muchos cocineros y cocineras profesionales yo también soy partidario de no aderezar en exceso el marisco ni pasarlo de punto por acción del calor. Las zamburiñas a la plancha están deliciosas y cuanto más sencilla sea su forma de preparación mejor; ¡mucho mejor!.

Para maridar este sabroso plato de marisco, os recomiendo el vino con Denominación de Origen Monterrei (Godello 2010) denominado Crego e Monaguillo.

Este post o entrada en Gastronomía en verso se lo dedico con especial cariño a los siguientes enlaces que han quedado en el "olvido de las circunstancias" y que os recomiendo visitar con afecto:

Restaurante Lágrimas Negras
Restaurante Domus
Mesón marisquería A Goleta
Candeal, 30 años de coplas
Trece gastrotemas variados
Invitación a una agradable y generosa mesa compartida
Abadía de San Campio 2009 y anécdota
Que no te peines
Impacientarse ante un plato de grelos
Utilidades de los ajos
Estofado de rabo de toro de lidia con vino tinto
Un brindis por nuestra selección nacional
Osobuco a la Milanesa
Comentarios con Carmen y Manuel
Consejos sobre alimentación de aves de corral
Entre puerros, cebolletas, ajos y patatas
Un agradable regalo inesperado
Comer y disfrutar en Allariz
Morlaix (Bretaña)
Los que van a beber te saludan
Dedicado a los amantes de la pizza casera
Niño, cómete la sopa
¡Ay Carmiña!; ¡qué nabizas tan ricas!
Moules frites
Tres días tuvo el herrero
Macedonia de tomate
Pan de queso
Pimientos del Piquillo rellenos de rabo de ternera
Calabacines rellenos de carne
Hígado de ternera encebollado
Calderillo Bejarano
Estofado de rabo de ternera gallega
Cordero guisado con patatas
Botillo del Bierzo
Pollo asado al limón
Capón de Villalba al chilindrón
Pollo de corral a la cerveza con setas y piñones
Saquitos de calabacín
Aguja de ternera gallega estofada
Civet de liebre
Perdices estofadas
Pierna de corzo asada
Jabalí guisado de las Fragas do Eume
Codornices en salsa
Un mundo cada día un poco mejor
Huevos improvisados
Huevos a la Bretona
Pan de queso
Tagliatelle al pesto
Alcachofas con bacón
Tallarines con queso Parmesano y albahaca
Feria Medieval de Betanzos 2007
Pimientos del Piquillo rellenos de bacalao
Pincho de melva de almadraba
Pincho de follado de verduras
Pimientos del Piquillo de Lodosa
Pastel de cabracho
Potaje de garbanzos con espinacas y bacalao
La gastronomía en verso
Moules frites
Salpicón de bogavante, buey de mar y langostinos
Zamburiñas al horno
Almejas con fettuccine
Merluza a la espalda
Caldeirada de raya
Merluza a la gallega sin guisantes
Ijada o ventresca de bonito
Bacalao al Club Ranero sin calabacín
Marmitako
Guiso de parrochas (xoubas) de Yeyé
Rimas al huevo frito
Poesía, café y Cantata BWV 211
El percebe
Consejos al servidor
Canto a la comida
Las uvas
El cocido
¿Qué es un olivo?
Rico chocolate
Crêpes suzette
Una dulce casita
Orejas
Sociedad gastronómica y cultural Fonseca
Por tabernas y cantinas
Salón dos viños e aguardentes

Será un verdadero placer compartir vuestras sugerencias y recomendaciones en forma de comentarios en nuestra cocina.

viernes, agosto 26, 2011

Entrevista desde "El Rincón de Galicia"

Queridos amigos y compañeros de fogones, os invito a leer el contenido de la entrevista que me ha hecho "El Rincón de Galicia" para dar a conocer a "Gastronomía en verso", un sencillo espacio de encuentro al calor de los fogones para compartir e intercambiar los ilimitados, apetitosos, sabrosos e irresistibles encantos de nuestra cocina tradicional; ¡la mejor de las cocinas!.

Para acceder al contenido de la entrevista, podéis hacer clic sobre la fotografía de este aficionado a la cocina o sobre la palabra "entrevista" que he resaltado en color rojo.

Deseo darle las gracias a todo el equipo humano de "El Rincón de Galicia" por esta generosa iniciativa y les deseo mucha suerte en todos y cada uno de los proyectos emprendedores que nos llamarán próximamente a las puertas de nuestras cocinas.

No olvidéis nunca queridos amigos que " Cuando se comparte se gana".

domingo, agosto 21, 2011

Receta de Tarta de Santiago compartida

En el BOE núm. 69 de 22 de marzo de 2006 se publicó la Resolución de 3 de marzo de 2006, de la Dirección General de Industria Agroalimentaria y alimentación, por la que se da publicidad a la solicitud de Indicación Geográfica Protegida, Tarta de Santiago.

La receta de Tarta de Santiago que hoy me gustaría compartir con vosotros no es la receta original--en sentido purista-- con IGP pero es una receta que María y yo hemos preparado con mucho cariño para dedicar nuestra grata experiencia práctica culinaria a una mujer encantadora que hemos conocido el pasado día 7 de agosto en los Jardines de Méndez Núñez en "La Ciudad de Cristal", durante la presentación del libro de nuestros amigos Susana Pérez y Jesús Cerezo denominado "Webos fritos ", Recetas y momentos.

Muchas gracias Marta por esta deliciosa y jugosa receta que hemos utilizado para celebrar en familia el Santo de mi querida hija María que es una apasionada de este postre.

Marta Paredes nos ha aportado la siguiente receta de Tarta de Santiago para compartir (tenor literal) y puedo confirmaros que el resultado os sorprenderá:

Seguid las instrucciones paso a paso y degustaréis una tarta deliciosa.
Acompañadla de café, té (en verano té helado), un licor de Galicia…,
¡y disfrutadla en la mejor compañía!


Tarta de Santiago compartida

Nuestros ingredientes básicos

Muchas gracias Rosa por las almendras



Ingredientes:


250 gramos de azúcar moreno. Podéis sustituirlo por azúcar blanco.
250 gramos de almendra molida. Podéis elegir dos moliendas diferentes:
dejando la almendra como harina; dejando la almendra como el azúcar.
6 huevos. Separad las claras de las yemas.


Preparación:


1) Precalentad el horno a 180º. Forrad un molde redondo, mejor si es desmontable, con papel de hornear. Podéis sustituir el papel por un fondo de oblea. En ese caso, untad las paredes del molde con mantequilla y espolvoread harina.


Molienda de la almendra como azúcar (1,2,3)

2) Montad las claras a punto de nieve. Que queden firmes.


3) En un bol, mezclad el azúcar con la almendra con la ayuda de una cuchara de madera. Añadid las yemas e integrad bien los tres ingredientes.

4) Incorporad las claras a la masa con la ayuda de una lengua de silicona, con cuidado de que no se baje la mezcla. Hornead entre 20-25 minutos a 175º.


Molde con una oblea en el fondo


5) Cuando esté cocida (pinchad con una aguja o una brocheta, como si fuese un bizcocho) retirad del horno, esperad unos minutos y desmoldad para dejar enfriar sobre rejilla.



Decoración
:

Disponed la tarta en la fuente de presentación. Colocad una cartulina con la forma de la cruz de Santiago y espolvoread azúcar glas hasta cubrir toda la superficie. Retirad la cruz y ¡disfrutadla!.



Querida Marta, muchas gracias por compartir, un beso grande y felices días de verano.

domingo, agosto 14, 2011

Cociñando ao pé da letra

" Cociñando ao pé da letra " en mi casa
Con Lucía Aldao, Andrea Costas y Yolanda Castaño (de izquierda a derecha) durante la presentación del libro " Cociñando ao pé da letra " en la Feria del libro de A Coruña.



El pasado 4 de agosto, María y yo asistimos a la presentación del libro de Yolanda Castaño y Andrea Costas denominado " Cociñando ao pé da letra " de la Editorial Galaxia en la " Feria del libro de A Coruña" en los jardines de Méndez Núñez.

No soy ningún experto en crítica literaria y aún menos en literatura gallega pero me permito la licencia con toda humildad de compartir con vosotros la presentación en mi blog de un atractivo y útil trabajo que ha sido realizado con mucho cariño, un bonito trabajo compartido que ha sido dedicado a todas las madres que hay detrás de este libro (" A todas as nais que hai detrás deste libro ").

Yolanda Castaño en la dedicatoria que nos ha plasmado y rubricado en el libro ha utilizado la palabra " interdisciplinar" para hacer referencia al "menú degustación" que encontraremos en su interior y que ha sido fruto de un excelente trabajo en equipo. Interdisciplinar; ¡sí!, una hermosa palabra por la que personalmente siento una gran atracción en mi vida personal y profesional dado que a fin de cuentas; " cuando se comparte se gana ".

Al conocimiento se llega introduciendo las manos en la masa así que a modo de una nueva y dulce experiencia práctica culinaria, María y yo os hemos preparado con cariño unas chulas (chulas de pan) a todas y cada una de las personas que habéis trabajado en equipo para ofrecernos este hermoso trabajo.

La receta original de estas deliciosas "Chulas" es de Manuel Lourenzo (página 174) y nosotros sólo hemos variado algunas de las cantidades en los ingredientes.

Chulas; ¡qué ricas!

Ingredientes para 16 ó 18 chulas:


3 huevos caseros.
Una pizca de sal.
250 gramos de miga de bollo de pan.
Aceite de oliva virgen de sabor suave.
1 litro de leche entera.
4 cucharadas soperas colmadas de azúcar.
1 rama de canela.
1 cucharadita de anís.
1 cucharadita de canela el polvo.

Preparación:



1º.-
Con un cuchillo cortamos las migas de pan en pequeños trocitos y las situamos en un recipiente de cristal.

2º.- Batimos bien 3 huevos caseros con una pizca de sal y los incorporamos sobre las migas removiendo durante unos minutos hasta que las migas se empapen bien y dejamos reposando nuestros ingredientes durante unos 10 minutos en el frigorífico.

3º.- Mientras María les iba dando forma a las chulas del tamaño de una cuchara sopera--sin apelmazar -- con las manos, yo las iba dorando ligeramente a fuego moderado ( 7 en vitrocerámica) y posteriormente las situaba sobre papel absorbente de cocina.



4º.-
Al mismo tiempo en una tartera, calentamos la leche entera con la rama de canela, las 4 cucharadas soperas de azúcar y la cucharadita de anís hasta alcanzar el punto de ebullición.

5º.- Cuando la leche ya ha comenzado a hervir, comenzamos a introducir las chulas y las dejamos cociendo durante un par de minutos nada más.

Podéis disfrutar las chulas calientes o frías bañadas con generosa y deliciosa cantidad de leche como a mi personalmente más me gustan y espolvoreando sobre ellas un poquito de canela en polvo a vuestro gusto.



Mi querida suegra Ángeles sabe que tenía muchas ganas de preparar este delicioso postre casero en mi cocina.
Finalizo este post en Gastronomía en verso, reiterando mi más sincera felicitación personal a Yolanda Castaño, Andrea Costas y a todas y cada una de las personas que de una forma directa o indirecta han colaborado y han hecho posible la publicación de este atractivo, apetitoso, goloso e interdisciplinar trabajo compartido.

A miña máis sinceira felicitación persoal para vós.

viernes, agosto 12, 2011

Helado de queso con mermelada de frutos del bosque

Helado de queso con mermelada de frutos del bosque
Me encantan los helados y recuerdo con cariño que cuando era un niño los helados fueron mis grandes aliados para aliviar el dolor de mi garganta después de mi operación de amígdalas, sobre todo los helados mantecados que mi querida madre me ofrecía cada día hasta mi recuperación.

Tengo que felicitar a Sara por el estupendo post que ha dedicado a los helados en casa y que ha compartido con nosotros en su página Web denominada " Las recetas de Sara ".

Personalmente --es mi sincera opinión-- tengo que confesaros que la "Heladera del Lild" es bastante ruidosa pero también es verdad que por menos de 20 € nos podemos permitir el lujo de preparar en nuestra casa los helados que más nos apasionen sin más requisitos que aportar unos buenos ingredientes, un poquito de paciencia, un poquito de creatividad y sobre todo, mucho cariño entre fogones.

María ya nos ha preparado varios helados en casa con este sencillo y económico electrodoméstico y uno de los que más éxito ha tenido es este helado de queso--receta original de Sara-- a cuya receta original le hemos añadido mermelada de frutos del bosque y ralladura de chocolate negro.

Para su preparación os remito al mencionado post que podéis localizar en la página Web de Las recetas de Sara a quien reitero mi más sincera felicitación personal por compartir una entrada muy ilustrativa y deliciosamente práctica en su página Web.

Ingredientes:

200 gramos de queso batido del Mercadona o similares.
200 ml de nata.
150 ml de leche semidesnatada.
1 yogurt griego.
150 gramos de azúcar.
2 cucharadas soperas de azúcar invertido.
3 cucharadas soperas de mermelada de frutas del bosque (Hero).
Ralladura de chocolate negro a nuestro gusto.
Barquillos.

Preparación:

Introducimos todos los ingredientes excepto la mermelada en un vaso y batimos bien.
Dejamos el vaso en la nevera un mínimo de 4 horas en reposo.
Ponemos la cubeta, tapamos comprobando que hemos puesto las aspas e inmediatamente conectamos la heladera a la corriente eléctrica y la ponemos en funcionamiento girando el selector (interruptor) a la posición I. Una vez en marcha, introducimos por la abertura de la heladera la mezcla de nuestros ingredientes.

Transcurridos 20 minutos, introducimos por la abertura de la heladera las tres cucharadas generosas de mermelada de frutos del bosque y transcurridos 30 minutos paramos la máquina (posición 0) y vaciamos el contenido en un recipiente que introduciremos en el congelador hasta comenzar a servir el delicioso helado a nuestros comensales.

Os recomiendo la lectura del post--comentarios incluidos-- que Sara ha dedicado con cariño a la preparación de los helados en casa con este sencillo, económico y "ruidoso" electrodoméstico.

¡Carpe diem! y felices días de verano.

miércoles, agosto 10, 2011

Cociendo una cigalas

Cigalas cocidas

Ingredientes:

Un kilo de cigalas frescas.
Un puñado generoso de sal gruesa.
Tres hojitas de laurel.
Agua helada.

Preparación:

Dicen que "vale más una imagen que mil palabras" así que me gustaría compartir con vosotros este sencillo y humilde vídeo casero realizado a "Magnis itineribus" con la finalidad de que sepáis como se cuecen las cigalas en nuestra cocina.



Hay dos personas en mi familia a quienes les daría el primer premio de como se debe comer el marisco especialmente cuando tenemos la fortuna de degustar en familia nécoras, cigalas y las centollas; ¿ de que personas estamos hablando?, pues de de dos mujeres, mi querida suegra Ángeles y mi cuñada Ana. Es increíble como celdilla a celdilla van extrayendo la carne de estos sabrosos crustáceos, la verdad es que es un verdadero placer observarlas disfrutando del sabor tan delicioso y especial que acredita el delicioso marisco de nuestras bellas y afortunadas rías gallegas.

Me gustan mucho las cigalas y coincido con muchos de vosotros en que unas cigalas con Whisky al horno o a la plancha son deliciosas pero también es verdad que cocidas están riquísimas siempre y cuando estén en su justo punto de sal y de cocción con el valor añadido de que podemos preparar este delicioso plato de marisco con la suficiente antelación para ofrecérselo a nuestros comensales sin prisa alguna, sin humos, olores añadidos en nuestro salón y sobre todo sin hacer padecer más de la cuenta a la cocinera o cocinero responsable de su preparación.

Reconozco que tengo una sana envidia del fuego de gas de elevada potencia calorífica que nuestra amiga Susana ha instalado en su vitrocerámica porque nadie puede dudar que para cocer marisco con eficiencia y en su justo punto de textura necesitamos de un fuego muy potente y una tartera de hierro--mejor hierro fundido-- recubierta de porcelana; ¡sí!, de aquellas que remachaban en nuestros hogares con relativa frecuencia nuestros queridos y siempre añorados afiladores.

¡Carpe diem compañeros!, carpe diem y felices días de verano en familia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...