sábado, enero 12, 2013

Besugo al horno, un manjar.

Eran aproximadamente las 12:15 horas de este sábado gris y llovía mucho en Coruña. María me propuso cocinar un rico pescado en caldeirada o al horno  y confieso que no tenía ninguna esperanza de encontrar en la Plaza de Lugo pescado en abundancia teniendo en cuanto el mal tiempo que hemos padecido durante esta última semana por estas tierras. Mira tú por donde -paradojas de la vida en el camino-, los puestos de pescado y de marisco en la Plaza de Lugo estaban rebosantes de todo tipo de especies y entre ellas mis ojos se centraron en un pescado que hacía muchos años que no degustaba. Sí queridos amigos, el besugo tenía un "precio aceptable"-un día es un día- que rondaba entre los 18 € y 20 € el kilo teniendo en cuenta el precio excesivo y prohibitivo que había alcanzado las pasadas fiestas navideñas y que llego a superar los 50 € el kilo en A Coruña.

Compramos un besugo de un kilo, trescientos gramos para tres personas y hoy deseo compartir con vosotros esta sencilla receta para demostraros una vez más que la cocina tradicional es la mejor de las cocinas dado que no necesita de excesivos adornos “barrocos” para permitirnos degustar y disfrutar de los exquisitos  manjares que nos ofrecen aún nuestros generosos océanos y mares.


Recuerdo que en casa de mis padres, mi madre cocinaba el besugo con relativa frecuencia y también aquellos deliciosos e insuperables panchitos (besugos pequeños) que mi padre pescaba-y yo con él en alguna oportunidad- con tripa de parrochitas (sardina pequeña) por la zona de Orillamar  hacia el mar y la Playa de San Amaro en La Ciudad de Cristal (zona de la Torre de Hércules). Recuerdo que lanzábamos el sedal con cinco anzuelos al mar y a los pocos segundos nuestras cañas vibraban por la tensión que ofrecían aquellos exquisitos y pequeños pescaditos de menos de 15 centímetros de longitud y que nunca más he vuelto a degustar desgraciadamente.

Bueno, me estoy enrollando demasiado así que vamos con la receta queridos amigos:

El resultado ha sido excelente y os animo a cocinar este exquisito pescado en familia.

Un besugo de 1 kilos 300 gramos que hemos degustado y compartido en familia en este sábado lluvioso en La Ciudad de Cristal, un pescado exquisito que no necesita nada más que un poquito de cariño al calor de nuestros fogones para sorprendernos por su agradable textura y rico sabor.

Ingredientes para tres o cuatro personas:

Un besugo fresco de 1 kilo 300 gramos.
5 ó 6 patatas gallegas.
Tres cebollas medianas.
1/4 de pimiento rojo en tiras.
1 pimiento italiano en rodajas.
2 dientes de ajo rojo en rodajas.
Aceite de oliva virgen extra.
Tres o cuatro cucharadas soperas de Vino de Rueda Solera.
Tres trocitos de mantequilla (ver fotografía).
Abundante perejil bien picadito.
Sal.

Preparación:
1º.- Comenzamos pelando y cortando las patatas en rodajas de medio centímetro más o menos y dorándolas ligeramente en abundante aceite de oliva virgen extra. Al mismo tiempo, cortamos las cebollas, el pimiento rojo y verde y los ajos en rodajas y pochamos nuestras hortalizas a fuego lento con un poquito de sal y aceite de oliva virgen extra durante unos 5 ó 7 minutos. Posteriormente, añadimos el Vino de Rueda Solera y continuamos salteando nuestros ingredientes hasta que se consuma el alcohol de este sabroso y aromático vino que es un fiel aliado gastronómico en mi humilde cocina de aficionado a estos menesteres.
2º.- Limpiamos bien el besugo de escamas con agua fría y lo secamos muy bien con un paño limpio de cocina. Le añadimos sal por dentro y por fuera y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y lo situamos sobre una amplia fuente de horno (fotografía superior).
3º.- A continuación, distribuimos las verduras y las ricas patatas fritas alrededor del besugo, incorporando unas rodajas de limón y tres trocitos pequeñitos de mantequilla como podéis observar en las fotografías superiores.
4º.- Precalentamos el horno convencional-calor en la parte superior e inferior sin aire caliente- a 200º C e introducimos la fuente con el besugo durante unos 30 minutos regando con su jugo cada 10 minutos. Una excelente referencia para observar si el pescado está en su óptimo punto de asado es el color blanco que presentará el ojo del besugo como podéis apreciar en la fotografía superior. Para finalizar, espolvoreamos abundante perejil bien picadito sobre nuestros ingredientes.
Una pequeña recomendación, sugerencia o licencia que me permito con vuestro permiso es que no cortéis nunca los pescados por su parte superior dado que el riesgo de que la carne se pase de su punto óptimo de asado será mayor, así lo siento, lo he comprobado y lo expreso con cariño y sin acritud alguna.

No soy muy partidario de añadir tomate ni limón a los pescados pero estoy de acuerdo con mi esposa María que las rodajas de limón -sin exprimir- situadas sobre y alrededor del besugo le aportan un agradable toque amargo, aromático y sabroso a este singular y emblemático pescado de nuestra cocina tradicional.
Un pescado excelente que he cocinado con cariño y que estaba tierno, muy rico, jugoso y para chuparse los dedos. Mi hija María no ha podido disfrutar de este rico pescadito en el día de hoy dado que está estudiando con tesón pero prometo que cuando tenga una oportunidad se lo cocinaré con mucho cariño una vez más.
Un sabroso y afrutado vino con D.O.Ribeiro denominado Gran Reboreda ha estado presente en nuestra mesa para maridar como se merece a este delicioso pescado. 

Rico, rico, rico besuguito si Dios quiere estarás presente en nuestra mesa para degustar, disfrutar y compartir tu singular textura y exquisito sabor.
Queridos amigos de la comunicación virtual, os deseo un feliz fin de semana y que la salud y la fuerza os acompañen siempre a lo largo del camino.

17 comentarios:

doris dijo...

Que rico con lo que me gusta, el precio tiene miga, pero en Toledo no lo encuentras ni pagando a preciode oro jajaja, disfrutalo huuuuuuuuuuuuuu!!! besos

Maria Jose dijo...

Exquisito, es uno de los pescados que mas me gusta, aqui solo los veo de racion no tienen comparacion con los mas grandes. Que bueno tal cual como la has hecho, besos

Mary - Strawberrycandy dijo...

Uma verdadeira sugestão e deliciosa sem dúvida,...
Beijinhos e Feliz 2013,
http://strawberrycandymoreira.blogspot.pt/

NENALINDA dijo...

Espectaculaaar no lo siguiente que pedazo besugo aqui no veo uno asi desde hace tiempo.
Seguro que estaba de muete relentaaa no hay mas que ver las fotos .
Un post precioso ,me encanta cuando la elaboracion de un plato nos evoca recuerdos de la niñez ,mi marido tambien se acuerda de cuando pescaba truchas arcoiris y cogian cangrejos en el rio de nuestra villa ahora ni unos ni otros se encuentran en el mismo ,asi como sus aguas las cuales ya no son cristalinas.
Bicos mil y feliz finde wapoo.

Los blogs de María dijo...

Q Pintaza dios

Campurriana Campu dijo...

Tiene una pinta deliciosa. Yo hoy tengo sargo. A ver qué tal sale...
Gracias por compartirlo y saludos desde Galicia...también.

Conchi Zúñiga dijo...

El sofrito que has hecho me parece muy bueno, normalmente sólo le pongo cebolla y patatas panadera, pero la próxima vez te copio.
Gracias por la idea.
Besos

mar dijo...

que auténtica exquisitez!!!!!!!!!!!!!! impresionante. Sabes? te parecerá increible pero nunca he comido besugo! no sé a qué sabe! jaja tengo que poner remedio a eso pronto lo sé.
Vaya bien quedó , no paro de mirarlo mmm!

Rosa dijo...

Que cosa más rica, no me acuerdo la de años que no como besugo, cuando llega el de verdad es prohibitivo, pero de todas formas en Sevilla es casi imposible que entre, mi madre lo ponia siempre en Noche Buena, lo que ha cambiado el cuento verdad?.
Riquisimo, tiene una pinta excelente. Besos

Geles dijo...

Yo me dejaba cocinar con una cama así, qué rico conjunto. Besos

Finuca Casado dijo...

Te ha quedado un besugo estupendo. Yo, como tú, le corto la cola porque no entra en la fuente, pero además le quito los ojos ¡no puedo con ellos!, :(

Juan Carlos, dos botellas de vino ¿no serán mucho para 3 personas? Claro, luego cantas jajaja

Besos, amigo.

ridente dijo...

Querida Finuca,degustamos botella y media y es que este pescadito se lo merecía; ¡qué ricos! el vino y el besugo. Tienes pendiente una visita a mi tierra porque ya te adelanto que yo sí que volveré a visitar a mi querida Cantabria. Besos.

ridente dijo...

Queridas compañeras de fogones, gracias por vuestros comentarios, ojalá pudiera invitaros a compartir y a degustar unos ricos besugos al horno en Coruña.

Besos.

Carmen Aranda dijo...

Un pescado exquisito y difícil de encontrar. Seguro que estaba riquísimo, solo hay que ver la pinta que tiene. Besitos.

Marisa Garcia dijo...

Hola tienes algo que ver con esta web??? http://fansdecocina.com/besugo-al-horno-un-manjar/

ridente dijo...

Hola Marisa, muchas gracias por avisar del uso indebido de nuestra creatividad. No, no tengo nada que ver con esta página web que por lo que he observado-su autor/a- está publicando información de mi blog y de otros blogs sin identificar la fuente.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

que buena cena! me encantan las fotos, no pueden estar más apetecibles. Ahora solo falta encontrar un besugo fresco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...