martes, febrero 05, 2013

Mero al horno con hortalizas



El pasado 26 de enero (sábado por la mañana) fui de compras a la Plaza de Lugo con la finalidad de encontrar un sabroso pescado para celebrar mi cumpleaños al día siguiente. El mercado estaba rebosante de pescados y mariscos y aunque iba a tiro fijo para comprar un rico besugo de unos dos kilos, llegué tarde y curiosamente -como suele suceder- una señora compró el único y hermoso besugo que quedaba. 

Las alternativas eran estupendas, las lubinas (róbalos) eran excelentes y las bonitas y frescas merluzas del pincho también a un precio estupendo (10 €/kilo).  A mi diestra observé unos meros preciosos  y como nunca había cocinado este pescado al horno, me decidí a comprar animado por la simpática pescadera que no paraba de decirme que era  la mejor  de las opciones para celebrar mi cumpleaños, mostrándome un estupendo ejemplar, una pieza de 3 kilos 470 gramos que mandó recoger a su compañera de una bandeja que guardaba con celo en su puesto de venta de pescado.

La anécdota curiosa es que para cocinar este hermoso ejemplar de mero entero  busqué información y recetas entre mis libros de cocina y en Internet sin encontrar una opción que fuera de mi agrado. La gran mayoría de la información hacía referencia a recetas de mero a la plancha, al horno de pequeño tamaño o previamente fileteado en la mayoría de las propuestas.

Comparto con vosotros esta sencilla receta de nuestra cocina tradicional y confío y deseo que sea de vuestro agrado porque el mero tiene una carne excelente y cocinado al horno con hortalizas estaba de rechupete.


De la mar, el mero; de la tierra el cordero
Mar mía, mar agitada, nunca lo habría imaginado; mero en el horno condenado
Fotografía obtenida con mi móvil en la Plaza de Lugo en La Ciudad de Cristal

 Un hermoso ejemplar de mero

Ingredientes para 6 comensales:

1 mero de 2 kilos 900 gramos (limpio de escamas y vísceras).
300 gramos de judías verdes.
200 gramos de champiñones o setas silvestres.
3 pimientos verdes italianos.
1 pimiento rojo.
Tomates cherri.
2 cebollas.
2 dientes de ajo rojo.
1 calabacín.
Perejil.
Caldo de pescado.
2 kilos de patatas gallegas.
1/2 vaso de vino de Rueda Solera.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Preparación:
1º.- Lavamos las judías, las cortamos a lo largo en dos o tres partes  y las escaldamos en agua hirviendo durante unos minutos sin que lleguen a estar completamente tiernas. Mientras tanto, limpiamos muy bien el mero de escamas y de restos de vísceras y lo secamos muy bien con un paño de cocina muy limpio o con papel absorbente.
2º.- Troceamos las cebollas en juliana y las pochamos ligeramente en un poco de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Incorporamos los ajos picados cuando la cebolla comience a dorarse ligeramente, salteamos durante un par de minutos más y reservamos.
 3º.- Cortamos los champiñones y los salteamos ligeramente con un poquito de sal y reservamos. Lo ideal hubiera sido añadir Cantharellus cibarius y Trompetas de los muertos -el plato se lo merecía- pero estas deliciosas setas silvestres las consumí todas en las pasadas fiestas navideñas, ainsssss, ainsssss...De todas formas, el resultado final ha sido excelente y a los hechos me remito.
 4º.- Incorporamos los pimientos verdes, el pimiento rojo, los champiñones y el calabacín previamente cortados en rodajas, un poquito de sal y continuamos pochando a fuego lento nuestras ricas hortalizas durante unos 5 minutos más.
5º.- Cortamos las patatas en rodajas de medio centímetro y las doramos ligeramente en nuestra freidora. Una parte importante de las patatas fritas las mezclaremos con nuestro sofrito de hortalizas y una pizca de sal incorporando las judías verdes y formando una cama sobre la bandeja a excepción de la zona donde previamente hemos colocado el mero. El resto de las patatas fritas las situaremos a nuestro gusto alrededor de la bandeja, de esta forma, al final del asado disfrutaremos de dos texturas con nuestras ricas patatas, tiernas, doradas, crujientes y muy sabrosas.
 6º.- Cortamos los tomates cherry a la mitad y los distribuimos a nuestro gusto sobre la bandeja y añadimos un poquito de caldo de pescado. En mi caso, he utilizado caldo corto que tenía congelado de cabezas de merluza cocidas con puerro, zanahoria, cebolla, perejil y sal.
 7º.- Precalentamos el horno a 200º con función horno convencional y situamos la bandeja en una posición intermedia con calor arriba y abajo durante cinco minutos, descendiendo posteriormente a 180º y manteniendo el mero durante 60 minutos, unos 20 minutos por kilo.
8º.- Recordad que una referencia estupenda es el color del ojo de pescado, cuando adquiera un color blanco que podamos apreciar con claridad, el pescado debería estar en su punto. En las fotografías superior e inferior podéis apreciar esta referencia natural.
 9º.- Cuando hayan transcurrido 30 minutos regaremos el pescado con la salsa que se vaya formando y un poquito de Vino de Rueda Solera. Para presentar la bandeja ante los comensales espolvoreamos abundante perejil finamente troceado sobre nuestros sabrosos ingredientes.
 10º.- Queridos amigos, el mero es un pescado exquisito. Observando estas fotografías os podéis hacer una ligera idea de lo delicioso que estaba este plato, un manjar compañeros, un manjar.
Celebramos mi cumpleaños pero también celebramos con champán y vino Godello que a mi sobrino Antón le habían dado el alta en el hospital y ya estaba en casa y que afortunadamente la salud nos sigue acompañando a todos como fiel, excelente e insustituible compañera de camino.

San Valentín está a las puertas queridos amigos, os invito a sorprender a vuestras parejas con un exquisito plato de cocina hecho por vosotros con pasión y mucho cariño.

"Ridente la calma". Carpe diem.

16 comentarios:

Bego Gonzalez dijo...

Las recetas que nos sacamos de la manga, son con frecuencia las mejores.

Me ha encantado. Gracias por compartirla.

Saludos.

Mosquis (Mª José) dijo...

Qué buen plato de pescado , querido Juan Carlos! a mi, cada día me gusta más el pescado.
Un buen móvil, menudas fotos!
besiños

Capitán Rábano dijo...

¡Pedazo de homenaje que te diste!.
A mi me pasa como a tí, no lo he hecho al horno y me ha picado el gusanillo. Lo que va a estar más complicado es encontrar un especimen como ese por aquí, pero vamos, que si lo pillo no se escapa.
Me alegro de que estéis todos bien.

Red Rose dijo...

Juan Carlos, eso si que fue celebrar tu cumpleaños deliciosamente a lo grande, por que menudo buen ejemplar de mero, y tu improvisada y espectacular receta es un placer de verlo.
Un beso.

Maria Jose dijo...

Vaya que si tiene que estar bueno, me encantan los pescados preparados con muchas verduras y este se ve delicioso, saludos

Mezquita dijo...

Pues me apuntaba yo a ese pedazo plato sin pensarlo ni un instante.... Me parece una fantástica opción para tu cumpleaños, y por cierto que me alegro de que tu sobrino esté ya recuperado.....

Ahora mismo no soy capaz de sacarme de la cabeza la de:
"Camarero!!! una de mero!!!"
"Una de mero, dos de febrero, tres de marzo, cuatro de abril......"

Un bico grande compañeiro.

Reme Alsurdelsur dijo...

Impresionante EL MERO, y lo pongo en mayúscula porque yo gritaría de emoción si voy a la pescadería y me encuentro semejante ejemplar.

La camita que le has puesto me parece perfecta, yo suelo hacer mucho pescado al horno y como más me gusta es así, reposado sobre una deliciosa cama de verduras y patatas.

Ah y aunque un poco tarde "Felicidades" por el cumpleaños.

Besitossss

doris dijo...

Es uno de los platos que en casa nos gusta mucho. Gracias por mostrarme como lo haces.Un abrazo

Carmen Rosa dijo...

Magnifica receta, si es que cocinas muy, pero que muy bien. El mero no hay más que verlo y mirarle a los ojos...vivito y coleando.
Hay que hacerte la ola...y a Maria con ésa riquisima y perfecta tarta Sacher para tu cumpleaños....
Un abrazo a los dos.

Rosa dijo...

Lo primero, felicidades aunque atrasadas, lo segundo es que como no iba a estar bueno, pedazo de bicho, me encanta el mero, aunque curiosamente en casa como más se come es empanado con una salsita de yogur y ajo, uno tan grande no se si me atrevere, pero la receta me la guardo por si acaso. Besos

Geles dijo...

El mero me gusta mucho y da gusto ver una pieza así, pero esa guarnición es fantástica, deliciosa, es que me pierde la verdura y preparada así con tanto cariño, más. Besos

Sylvia Reguero dijo...

Para mi ,el mero es delicioso, pero no lo veo ni en pintura,(ahora vivo en Málaga ) tuvo que quedarte delicioso, me recuerda mucho a la receta del besugo que yo hago.
uN ABRAZO

mar dijo...

Ay Juan Carlos!! qué mero!! qué receta! eres un as de los pescados eh, vaya recetones y qué buenisima pinta siempre, los preparas de miedo. Ya lo dijeros tus hijos en el video de canal cocina, que comer en tu casa era como hacerlo en un buen restaurante todos los días :)

Marta Dolce far Niente dijo...

Tu mero me ha enamorado te lo juro!!! Bufff tienen una pintaza tremenda, y con esas patatitas haciendo de cama y sus verduritas... todo un manjar!!! Envidio a la gente que tiene tiempo o buenos horarios para pasarse por la plaza a comprar el pescado, a mi me resulta tarea casi imposible y siempre termino en la pescadería del corte inglés que aunque lo pago más caro tienen buena calidad también, sobre todo cuando una no tiene pijotera idea de pescado y tieie enchufe con el pescadero, eso si que es un lujo!
Un besazo muy grande. Saludos a María! Muacckkk

ridente dijo...

Queridos compañeros, os doy las gracias por vuestros comentarios y os animo a cocinar este pescado entero al horno, será una experiencia inolvidable para todos los comensales que tengan la fortuna de degustar y compartir con vosotros este excelente pescado.

Feliz fin de semana y feliz carnaval 2013 amigos.

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

querido amigo, con un manjar semejante no puedo ni hablar. me has dejado sin palabras!!! para cuando la invitación? jeje creo que te voy a oontratar en la escuela!!! que platazos juan Carlos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...